Si el tiempo no espera a nadie...