Salió borrosa pero era lo que necesitaba