Primeras fotos con mi flamante MI8. Vaya pepino de móvil.