Somos increíblemente buenos para agarrar la espada de la 'justicia' y blandirla sin más. Juzgamos sin conocer, sin tener bases, sin pensar. Alberto ya pasó a un nivel muy muy alto y lo felicito.