La nueva bestia de Qualcomm ha llegado para seguir arrasando a la competencia