La carga inalámbrica es muy cómoda por el mero hecho de solo tener que dejar el móvil encima de una base, pero también quedará por ver la degradación de las baterías, tanto con carga inalámbrica como con esas cargas rápidas