La vida es más simple con pistas que sin nada