A Barcelona no voy ni aunque me regalen un móvil y me paguen el viaje