Una semana con el Redmi Note 4, no me super encanto pero tampoco estoy tan inconforme