Cuando se anunció el lanzamiento del RN7 yo lo esperaba con ansias, realmente quería este celular, solo que en mis bolsillos había dinero y estaba destinado para otras cosas, hasta Julio pude por fin tenerlo y es que de tanto verlo me imagino que sucedió la MAGIA.
Me desperté un domingo, lo normal, levantarme para ir al mercado con mi esposa (día libre) y como vivo a unas horas del lugar donde residen mis padres revisé ni celular, en búsqueda de algún msj y también para saludar, la sorpresa fue que estaba apagado y dije, "pues no hay bronca", lo encendí y así seguimos hasta el mercado, ya en el mercado ella me preguntó la hora y pumm ya no encendia, simplemente encendia el logo de la marca y ahí dije ya bailé, triste y derrotado regresamos a la casa y mi esposa me decía que dejara ya el celular que a lo mejor serviría más tarde, y así llegó la tarde y nada, fue así como culminó mi día de descanso, al día siguiente lleve un "cacahuatito", en lo que compraba uno de uso, ya de tanto una tarde mi esposa me dijo que si porque no me compraba el Redmi que había estado viendo todo el tiempo y yo solo le decía que mejor uno de uso, simplemente de tanto pensar me decidí e hice la compra en linea, y si es tan genial como lo imaginé.
La ironía es que mi esposa también quería el celular entonces se lo presto en ocasiones jaja.