qué envidia! ojala se extiendan estas pruebas por más ciudades!