Yo soy más de comprar offline, ya que así puedo comparar la calidad de imagen y las conexiones al natural (valoro mucho estas funciones). Sobre precios, yo vería bien unos 150-200 € por la versión básica de 32 pulgadas (incluso algo menos, ya que las TV de gama blanca de los centros comerciales en ese tamaño van por esos precios).