Lo tuve y ya hasta lo vendí...!