Fing una app que se vuelve imprescindible en las comunidades de vecinos, cuánto gorrón suelto... Yo sin embargo tengo suerte y de hecho le comparto un poco de mi wifi a mi vecina... por ahora nadie más ha intentado colarse pero de hecho si lo han hecho cada dos semanas o tres cambio la contraseña así que no pueden aprovecharse demasiado...