Xiaomi no es sinónimo de smartphones sino de tecnología e innovación. Muy sorprendido me vi al leer la noticia de que la empresa pondrá a la venta el próximo 23 de mayo en China un candado con lector de huellas, fabricado en acero 420 y que presume de certificación IP65 para resistir la lluvia e intemperie. El candado tiene una batería de 269 mAh para alimentar al sensor de huellas que lo abre, el consumo energético según Xiaomi es mínimo logrando así hasta 12 meses de autonomía con un promedio de 4 aperturas diarias. Se podrá cargar la batería mediante USB Type-C y en caso de ser necesario (batería agotada) el candado también se podrá abrir con una llave tradicional (incluida).
Su precio será alrededor de 30 y 33 dólares aproximadamente.

Sin lugar a dudas, la empresa apuesta por tecnología de innovación para hacernos más cómodos los días.