No tendria que preocuparme de cargar el teléfono cada rato, me dedicaría a disfrutar de mis juegos, de ver mis películas y videos, y de tomar fotos sin ver ese mensaje de que ya queda poca batería.