una pena no poder asistir sino allí que estaba el primero