llevo seis meses con un Redmi Note 4X, mi primer Xiaomi, y estoy contentísimo con él; venía de un Nexus4, pero en estabilidad y experiencia de usuario estoy sorprendidísimo, le da mil vueltas a todo lo que he visto.