Gracias Xiaomi, por darnos la oportunidad de ganar un sueño.