algunos bancos ofrecen dicho chip a modo de pegatina para colocarlo en la parte trasera del móvil y pagar con él.