Uno en la CDMX estaría bien y yo no soy bueno como para ser presidente del club