Una vez mas consigues que de un objeto tan trivial salga una maravilla de hilo