La cuestión en México (tal vez también en muchos países "latinoamericanos") es el costo económico por tener acceso a la tecnología, es decir, puedes comprar un SmartPhone básico de gama tan baja que llega al sótano pero, tenerlo conectado (aunque sea por poco tiempo) al famoso wifi conlleva un desembolso económico muy alto y no todos los habitantes tienen una economía lo suficiente para desaparecer el circulante y sustituirlo por el dinero electrónico; primero hay que bajar esos costos, de lo contrario, prefiero pagar "cash" y usar mis datos en otra cosa