Aún no ha llegado el amor de mi vida pero estoy rodeado de amor de mis padres, mis hermanos y mis sobrinos que cada uno de ellos tienen un lugar en mi corazón y sobre todo Dios que me brinda el privilegio de amar a mis seres queridos con todo mi corazón y que desde ya me tiene destinada a la mujer más hermosa y especial de este mundo.