El móvil es menos preciso que la pulsera.