Pues que vengan muchísimos años más. Bien se ha dicho que el que no arriesga, no gana, y por lo visto, Xiaomi ha ganado demasiado terreno en el mercado gracias a su osadía y una de sus actitudes que aprecio y hacen que me quede con sus terminales: Siempre escuchan a los usuarios, y en base a ello, realizan sus productos. Enhorabuena a MIUI y Mi1. Sigan así, y les aseguro, llegarán muy lejos.