que pena que trabajo ese día