Es abusivo que no se nos deje utilizar un tipo de transporte que, a mi modo de ver, es el futuro del transporte sostenible en cualquier país. Tenemos que hacernos oír, para los que ya disfrutan de esta forma de transporte, como para los que queremos hacernos con un patinete eléctrico en un futuro y hacer uso de él en nuestra ciudad.